Vaporizadores

En Agua Luna Growshop contamos con los mejores vaporizadores del mercado, de la mano de VAPIR.

Dentro de nuestro stock puedes encontrar el Vapir NO2 y el Vapir Prima, ambos cuentan con niveles de temperatura regulables.

Aquí algunos beneficios de ocupar nuestros vaporizadores:

1. ES MUCHO MÁS SANO

Una de las principales ventajas del uso de un vaporizador es que ofrece una experiencia mucho más pura y saludable. Los vaporizadores calientan el cannabis hasta el punto en el que se evaporan los cannabinoides, sin quemar la materia vegetal de la planta. Como consecuencia, el vapor no contiene ninguna de las toxinas, monóxido de carbono o alquitrán que hay en el humo.

Cuando se quema la marihuana, el humo creado contiene aproximadamente un 88 por ciento de partículas no cannabinoides, lo que significa que sólo una pequeña fracción se convierte en humo. La mayoría de los cannabinoides son destruidos por el calor durante el proceso de combustión, y en su lugar se crean partículas potencialmente dañinas. En cambio, cuando se vaporiza el cannabis, el contenido de cannabinoides del vapor es del 95 %, y el 5% restante está compuesto de una sola HAP y cariofileno – un aceite esencial no-tóxico que se encuentra en el cannabis y otras plantas. Como resultado, el vapor de cannabis puro es mucho más sano que el humo.

2. AHORRA DINERO A LARGO PLAZO

Como ya se ha explicado, los vaporizadores son mucho más eficientes cuando se trata de sacar el mayor provecho del cannabis. Algunos informes sugieren que los vaporizadores son entre el 30 y 40 por ciento más eficaces que fumar. Lo que esto significa es que se necesita menos cannabis para llegar al mismo sitio que llegarías fumándolo. Si se toma una eficacia del 30 por ciento, significa utilizar una tercera parte menos de hierba de lo normal, lo que tiene el potencial de crear un importante ahorro con el paso del tiempo. Este ahorro puede hacer que el vaporizador se pague a sí mismo, a veces en tan sólo medio año – dependiendo de la cantidad que consumas.

3. NO MÁS HUMO NI CENICEROS MALOLIENTES

La vaporización no produce un humo espeso que se queda por todas partes, como hace la combustión. Esto es porque no hay alquitrán ni otros productos químicos presentes que causan que se adhiera a la ropa y otros objetos. El vapor se dispersa a los pocos segundos de ser exhalado, y sólo las personas que se encuentren muy cerca podrán olerlo brevemente.

Esto tiene muchas ventajas. En primer lugar, tu casa y ropa ya no apestarán a humo, y en segundo lugar, se añade un elemento de sigilo, ya que el vapor no viaja muy lejos antes de desaparecer – esto puede ser una ventaja importante si quieres colocarte sobre la marcha. Esa es una característica especialmente importante para los vaporizadores.

4. FÁCIL DE DOSIFICAR

A diferencia de otros métodos para tomar cannabis, el vaporizador permite un excelente control de la dosis. Es muy fácil conseguir el colocón que deseas; y como muchos vaporizadores modernos vaporizan la hierba de manera uniforme sin destruirla, como ocurre con la combustión, puedes estar seguro de que le estás sacando el máximo partido.